Lily Michaelides

 
         
SPANISH

Τranslation by Natalia Figueroa

El hilo

De noche pienso en ti del otro lado de la ciudad
tu historia no es como la mía
aunque crecimos en el mismo lugar
nos reencontramos, nuestra ciudad no.
Urdimos nuestras vidas con el hilo que nos divide
levantamos escaleras para subir juntos
dejamos marcas para no perder el punto inicial
como las personas del desierto.

Los años se suavizaron, las pasiones, el corazón
somos como viajeros buscando caminos
que conduzcan a los sentidos.

Hoy, mirando las nuevas marcas
“la ciudad de nuestro corazón”, guardo los detalles vivos
el viento y sus olores, las voces y risa de las calles
sus cicatrices y lamento, sus espinas creciendo
en el lugar donde la dividieron en dos.
Tiene una inhumana cara la línea divisoria.

Por eso pienso en ti de noche
la ciudad uniendo los separados hilos de nuestra historia.
Sobre tu vecindario vuela un volantín
no veo el hilo que lo equilibra
pero sé que está ahí.

Inesperadamente

La crisis irrumpe en todos lados
su pelo se agita en nuestras caras
su olor de burdel
su mirada apasionada y vanidosa.

Calles cuesta abajo de la crisis
balcón con vista al valle de la crisis
escudo en la entrada de la crisis.

Pero la crisis tiene un sentido abstracto.
¿Cómo podría conquistar el aire, los cerros
el mar, el sol? 
¿Cómo toda esta luz
podría pertenecer a la crisis?

No hago caso de las advertencias
llevo el tiempo al revés
arranco sus sienes blancas
pinto sus labios de rojo
y me someto a vuestro juicio.

Honrarte

Todo lo acoge la escritura. Ríos,
puentes, cerros. Valles y poblados.
Un lugar espacioso es el habla.
MijalisPieris
“Lugares de la escritura”

Vine a honrarte, Señor, a encender el candil.
Tomó mucho tiempo y las noches se agotaron.
Veinte años en este peñasco, solo, junto al mar.
Inviernos con el viento trayendo el eco de la tierra a tu umbral,
la ola alcanzando la puerta, los cimientos levantándose
conquistados de sal.

Y ahora golpeo tu puerta.
¿Quién eres tú que me despiertas con tus gritos?
¿Qué viento toma las cuerdas devolviéndome del sueño del tiempo?

Vine sólo a honrarte, murmuré
no a desenterrar la furia del tiempo.
Solo a ver tu ventana, la gran escalera que te alzó
y el enorme pino del jardín, aún vivo, expandiéndose.
Una roca acuñada en el muro de piedra
y la placa tallada en la salida
testimonian tu paso por aquí.

Lo que diré podrá sonar extraño.
Hoy vi que te sentabas con aquel pensamiento en los ojos
al lápiz temblar en tu mano, tus labios murmurando lo escrito
y la orden aumentando, agolpándose en el papel
tu palabra como relámpago, y luego las malas noticias
liberadas en la fiebre.

Pero tu lámpara no se apagó.
Mil ojos se inclinan aún en tus escritos.
Mil manos palpan, para asir los significados
y dar forma a la levadura especial, para amasar contigo,
comer y beber de tu sangre,
encontrar reposo en sus almas.

Diarios viejos

En una repisa de la biblioteca
guardo los viejos diarios de vida.
Los abro de vez en cuando, no para recordar
sino borrar, para no repetir.

Porque la repetición esconde una tiranía
que sutilmente mata.


Translation by Romina y Guillermo

Inesperadamente.

El caos es el reflejo del infierno
La desesperación ha distorsionado los rostros
Deambulé en un parque con eucaliptos
La luz solar no tocó la tierra; se extendió
sobre las copas de los árboles.
Es Marzo e inesperadamente, el invierno ha regresado
Justo como nuestras vidas han dado un vuelco
y nuestras sombras, también, se han invertido.
El caos acaricia los ojos, pelo, cuello
penetra el corazón y una repentina conciencia
agita el cuerpo.
El caos se extiende oscuro e inevitable
como una montaña luego de un incendio.

Rostros de bronce de políticos suenan en la oscuridad.

II

5.30 de la mañana.
La clasificación del cuerpo, como en la naturaleza.
Todo tiene su lugar; ojos, luz
gusto, tacto, dolor.
Y justo cuando piensas que todo está funcionando obedientemente
la cáscara se quiebra con un crujido y sueñas que estás volando
que todo alrededor de ti se mueve ligeramente
silenciosamente, anónimamente.
Una grieta más y el cabello, la mirada
la sonrisa, equilibran toda fractura.
En el exterior de la atmósfera es brumoso.
Nuevamente llueve arena de África – como cada Marzo –
y Rachmaninov continúa transportándote vertiginosamente 
a tierras que nunca soñaste
nunca…

III
Pasé toda la noche despierta
Desde la oscuridad el techo me mira perplejo.
En el exterior la lluvia era incesante.
La frase que resalta mientras leo el Schubertiana
atascada en mi mente y que rehúsa irse.
Las palabras se extienden, me dominan, me someten
y violaron mi insomnio.
No existe contrapeso para sujetarse, para obtener mi equilibrio.
¿Cómo me desharé de este caos?

…todos aquellos que compren y vendan personas y creen
que todos pueden ser comprados no se reconocen aquí…
exclama Tomas Tranströmer.

 

IV
Desde mi ventana observo a los cuervos volando
formándose en líneas; evitando herirse entre ellos mismos.
Amanece.
LeoaBukowski y Pentadáctilosestá nevado
Incapaz de conservar la distancia
fui herida por sus lepidópteros versos.
La sangre gotea sobre las páginas, enrojeciendo la escritura.

Y de pronto, nuevamente la oscuridad.
Políticos extraviados, banquero alardeando
evitando el horizonte.

 

Inesperadamente. Un tiempo de severa crisis económica en Chipre (2013), que afectó muchas vidas.

II – 5.30 de la mañana. “Nuevamente arena de África”. Casi todos los años, arena del norte de África viene y cubre Chipre; dura semanas, algunas veces meses.

III –Paso una noche en vela.«Schubertiana», poema por el autor sueco ganador del Premio Nobel Tomas Tranströmer.

IV – Desde mi ventana observo los cuervos… Raramente nieva en Nicosia. En enero del 2012, la cadena montañosa Pentadactylos y Nicosia estaban cubiertas de nieve que duró un día.

 

Poema de Lily Michaelides
Traducción de Romina Lueiza Montero
Ixquic, Antología Internacional de Poesía Feminista, Chile
2018

 

 

Untitled Document
  [ Copyright © Lily Michaelides all rights reserved ]
  Design & Development by INBOX DESIGN LTD